AMC vlcsnap-2014-05-19-21h41m21s27

Published on mayo 19th, 2014 | by Sara Bureba

0

Mad Men 7×05 La invasión de Madison Avenue.

Summary: Genial capítulo de Mad Men,que retoma la tradición del capítulo surrealista por temporada con el trío de Draper y el pezón envuelto para regalo de Ginsberg.

3.5


En los años sesenta, la guerra de Vietnam generó una potente polémica sobre la legalidad y moralidad de una invasión. Al igual que ocurre en el episodio con Henry y Betty las posturas frente a la guerra rasgaron el tejido social americano. Pero dejando a un lado las consecuencias socio políticas del enfrentamiento, la parte que me interesa es el concepto de invasión en si mismo. La aparición de una persona, objeto o entidad que amenaza el normal discurrir de la vida de una persona o grupo de personas; su status quo.

vlcsnap-2014-05-19-18h51m50s205

La vida de los niños Draper no fue facil; sus disfuncionales y erráticos padres no lograron darles ninguna clase de cariño o estabilidad. La aparición de Henry, un hombre moderado y conservador, en su vida parecía una misión humanitaria, algo que facilitaría su existencia. Si bien la única diferencia con su anterior vida fue que, aunque igualmente desastrosa, su vida ahora debía parecer perfecta de cara a la galería. Así Sally, la cada vez más claramente hija de su padre, terminó poniendo su odio matricida a una conveniente distancia y el pequeño Bobby terminó convirtiéndose en el niño más ignorado de la tierra. Ambos quieren salir de ahí, de su vida, con su ausente padre, su santurrón padrastro y su monstruosa madre. Son los fugitivos que dan título al episodio. Una vez más soberbia Kiernan Shipka, que a sus 15 años da un recital de interpretación en su duelo con January Jones. Para mi gana Sally. Por goleada. A la pelotera absurda de Betty no le doy más pábulo. Si quieres ser una mujer a la que le permitan pensar, empieza por ganártelo.Bonita.

vlcsnap-2014-05-19-18h50m02s151

Michael Ginsberg siente invadida su creatividad con la nueva computadora; la psique del ser humano es un elemento delicadamente calibrado, y algo tan sutil como un zumbido puede terminar desestabilizándola. La genialidad del creativo ha terminado trayendo aparejada la demencia de muchos hombres brillantes; si Van Gogh sacrificó una oreja para complacer a las musas, Michael Ginsberg ofreció a su fuente de su inspiración, Peggy, lo mejor de sí mismo: un pezón 

La subtrama en si es tan escandalosa como deliciosa, desde los delirantes monólogos sobre las ondas creadoras de homosexuales, hasta las insinuaciones puritanas como “debemos procrear, créeme si pudiese hacerlo sin sexo, lo haría”.

Lo peor es que estoy convencida de que Peggy, hasta recibir el personal obsequio, tuvo una punzada de pena por haber rechazado la propuesta íntima de Ginsberg. Tanto tiempo a palo seco pasa factura, hasta a una mujer moderna como la Olson.

La alegoría de la máquina como sicaria de la imaginación e inspiración humana es clara; al menos la computadora no mató la capacidad de improvisación de Ginsberg que se granjeó la, hasta la fecha, salida más triunfal de la serie. Por la puerta grande. Del ascensor, digo.

vlcsnap-2014-05-19-18h40m34s99

QuizaS la escena menos sutil de Weiner hasta la fecha

 

La última invadida es Megan, que ve como Stephanie, el último y bello reducto de la vida de Dick Whitman, viene a amenazar, la ya de por si precaria estabilidad matrimonial. Sin duda Megan hoy es la ejecutiva de cuentas y Don el cliente reticente. Ella elimina embarazosas distracciones, busca saber que desea su cliente y va un paso más allá. Mejor dicho una mujer más allá. En la cama. Me refiero.

El producto que vende es “vente para Los Ángeles, Don” pero termina perdiendo la partida frente a algo tan anodino como Harry Crane, unos Whiskies y una conspiración para sacar a Draper de la empresa. Megan y su amiguita tienen juego, pero nada pone a Draper como una chica estrecha, y esa joven que se resiste es la industria tabacalera americana.

vlcsnap-2014-05-19-18h41m51s107

En un capítulo donde los creativos se mofan de Lou por crear un personaje políticamente correcto, queda claro que en un mundo como el de Mad Men, solo queda un lugar ajeno a las normas, donde sus habitantes siguen guiándose por la pasión, y es la sala de creativos de cada agencia. Y el cerebro de Betty Draper, claro.

Nos leemos

-S-

P.D. La hippie embarazada era chica lista, esquivo elegantemente dos ofrecimientos seguidos de Spaguetti de Megan.

P.D.2 Evité poner foto ” de lo de Ginsberg” por si alguien lee reviews mientras come. De nada.

¿Te gustó? Compártelo

Tags: , , , , , ,


About the Author

Naci 5 dias despues del primer gran acontecimiento televisado en directo, el 23-F y eso me convirtió en teleadicta sin remedio. A los 11 años perseguia al Doctor en Alaska en sus cambios de horarios y me escondia para ver Twin Peaks; Mulder me enseño a creer,Buffy a pelear, y los chicos de Friends que se puede ser niño hasta los treintaytantos. Hoy, de día soy funcionaria como Leslie Knope y de tarde soy creativa como Peggy Olson, solo que en vez de anuncios escribo reviews de mis series favoritas para vosotros. En twitter comento series como @aleyt1 y podeis leerme tambien en mi blog personal http://entuserieoenlamia.wordpress.com/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

Más en AMC, Análisis, mad men
Once-Upon-a-Time-Season-Finale-T3-Frozen
Once Upon a Time final temporda 3: ¿Debería haber sido el fin de la serie?

Si… Por la Princesa Leia y Marty McFly Porque el viaje en el tiempo de Emma y Hook ha sido...

Cerrar