ABC DH Esposos mujeres Desesperadas

Published on mayo 15th, 2012 | by Laura Rodriguez

11

Desperate Housewives: los maridos desesperados

En Desperate Housewives, los maridos de las Mujeres Desesperadas han sido casi igual de trascendentales que sus esposas en el desarrollo de la esta ya mítica serie.  Los hemos amado, odiado, defendido y hasta llorado.  Su papel ha ido más allá de meros figurantes en una serie “sobre mujeres”, y han sido ellos también “hombres desesperados”. 

La amistad que han forjado entre ellos durante los años en que vivieron en Wisteria Lane ha sido igual de leal, y segura que también tenían sus noches de póker, pero nunca las vimos.  Conozcamos a los esposos de Wisteria Lane como parte de este homenaje colectivo del Desperate Housewives Bloggers Day. (Tiene spoilers del final de la serie).  Repasar a los maridos de estas mujeres, con el rigor que merecen, es demasiado para un solo post.  Recuerda pinchar en el enlace al final de cada uno de ellos para un análisis completo de su personaje.

Carlos Solis: el redimido

Si hay un personaje tuvo una evolución constante fue Carlos Solis.  Nos lo presentaron como un hombre de negocios sin escrúpulos, avaricioso, pedante, machista y abusador.  Ocho años más tarde, nadie quería que cumpliera cárcel por haber matado a Alejandro.  Carlos se supo ganar nuestro corazón.

Pasar de decir “hice más de 200 mil dólares haciendo negocios con él, si te quiere agarrar el culo, lo dejas” (1×01 “Pilot”) a “Nunca he sido tan feliz como ahora.  Tenemos un hogar, una familia, y un trabajo para pagar la vida. No hemos perdido nada importante” (5×02 “We’re So Happy, You Are So Happy”), no es fácil.

Carlos ha aprendido que Gaby es una mujer fuerte, y que si no cambia la perderá; pero el punto de inflexión en este matrimonio fueron sus hijas.  Dicen que un hijo lo cambia todo, y la llegada de Juanita y Celia les hizo dejar a un lado su actitud egocéntrica y codiciosa para darle valor a las cosas verdaderamente importantes en la vida.

Más en: Carlos y Gaby, un amor a medida

Tom Scavo: el incondicional

Tom Scavo es la definición de amor incondicional.  Su admiración y pasión por Lynette y su familia son de envidiar.   Es capaz de soltar un cumplido a su esposa en vez de alardear de que tenía razón.  El polo opuesto a Lynette, y la atracción es innegable.

Todo el mundo le dice que tengo el mejor esposo del mundo, pero nadie te dice que tiene la mejor esposa” (7×09 “Pleasant Little Kingdom”)

Algunos lo ven como el perrito faldero de su esposa, como el humillado o el castrado.  Pero a él no le importa, y le dice a Roy que actúa así porque Lynette “de niña vio como su mundo se hacía añicos, y necesita controlarlo todo, pero eso es imposible. Así que dejo que me controle porque la hace sentir segura. Es mi trabajo como su esposo hacerla sentir segura” (6×05 “Everybody Ought to Have a Maid”).

Pero Tom no es tan perfecto como parece.  Es un hombre inseguro y conformista, pero se casó con una mujer que no le permitirá estancarse.  Ese tipo de presión, que Lynette veía como un refuerzo, fue lacerando poco a poco su relación hasta empujarlos casi al divorcio.

Pero al final el amor triunfó, y Lynette se dio cuenta que ese vacío que llevaba años tratando de llenar, ya Tom lo había colmado desde que le cambió la bombilla del rellano en su tercera cita.

Más en: Lynette y Tom: el amor que todo lo puede

Mike Delfino: el leal

Mike es un hombre leal desde el primer día que lo conocimos.  Llegó a Wisteria Lane para vengar el asesinato de su ex novia Diedre, por quién había ido a la cárcel para defenderla de un policía corrupto en 1987.

Es leal a sus amigos, incondicional con su esposa Susan, padre ejemplar, trabajador y orgulloso.  Es capaz de enfrentar cualquier peligro para ir en auxilio de aquellos a quien ama.  Mike me recuerda una estrofa de la canción del cantautor cubano Silvio Rodríguez, El Necio, que dice “yo me muero como viví”.

Mike murió por defender a su amiga, Reneé, que había ayudado a su prometido Ben, que había encubierto a Susan.  Una cadena de infortunios que le causaron la muerte, pero que ni impidió que en su último segundo de vida, empujara a Susan para salvarla del tiroteo.

“I love you once, I love you twice, I love you more than beans and rice”.

Más en: Mike y Susan: un amor eterno

Rex Van de Kamp: el reprimido

El primer esposo de Bree merece una mención especial en este post, y aunque lo conocimos solo durante la primera temporada, estuvo presente en casi todas.  Ya sea a través de una foto, de un hijo ilegítimo, de una investigación de asesinato y hasta narrando un episodio.

El Dr. Van de Kamp fue un hombre reprimido.  Compartió con su esposa los mismos valores conservadores, pero era un poco más liberal en la cama.  Vamos, que le gustaba el sadomasoquismo.  Una preferencia que no podía compartir con su esposa, la mujer perfecta de anuncio que lo desquiciaba, y esa represión no lo hizo feliz.  Tan así que murió convencido de que su esposa lo envenenó.

Más en: Rex Van de Kamp y Bree

Orson Hodge: el vengativo

El segundo esposo de Bree, Orson, no le gustaba que lo contradijeran.  Era un dentista exitoso que lo perdió todo desde que conoció a Bree.  Se enamoró de la pelirroja, y acabó en la cárcel pagando por el atropello a Mike para que ella lo perdonara.  Tras su convicción perdió su licencia de médico.  Vivió bajo la sombra de una Bree exitosa durante los 8 años que duró su matrimonio.  Se entera que le ponen los cuernos, el mismo día del accidente de avión que lo deja paralítico.

Una combinación de factores que fueron haciendo de Orson Hodge un hombre con mucho coraje, y que con los años, fue planificando su venganza para devolverle el golpe a Bree.  El encubrimiento del asesinato de Alejandro le dio la oportunidad perfecta para ir a por Bree.  Su plan de “llevársela a Maine” no funcionó, así que la delató a la policía.

Más en: Orson Hodge: un hombre a la sombra

Paul Young: el incomprendido

Paul fue “el malo” de las primeras dos temporadas, y de la séptima, pero yo nunca me lo creí.

Paul era un hombre tranquilo, feliz, de familia y con buen ojo para las inversiones.  Pero el suicidio de su esposa, Mary Alice, lo cambió todo.  La relación entre Paul y Zach se fue lacerando muy rápido, y ninguno de los dos supo canalizar las frustraciones que un evento de esa magnitud provoca.  Paul se centró en vengar la muerte de su esposa, en vez de ayudar al hijo que le quedaba vivo.  ¿Alguien realmente lo culpa por haber matado a Martha Huber? No estoy digo que estuvo bien, pero es comprensible.

Pasó 10 años en prisión pregonando su inocencia, pero nadie le creía.  Sus amigos y vecinos de tantos años le dieron la espalda.  Todos le creían un monstruo.  Pero a su salida de la cárcel, en vez de ir a por ellos uno a uno, su venganza era devaluarles sus viviendas.

Al final, confesó todo a la policía, y limpió su conciencia.

Otros maridos…

“¿Alguien te lanzó arroz? Pues cuenta” Eso dijo Susan Mayer en el 5×08 (“City on Fire”) cuando Julie le presenta a su novio, el de tres divorcios… así que mencionemos a los otros maridos que también pasaron por Desperate Housewives.

  • Karl Mayer:  Esposo de Susan, que la abandonó por su secretaria.  Hombre infiel por naturaleza.  Estuvo con Edie Britt, y a punto de casarse con Bree cuando murió en el accidente de avión.
  • Victor Lang: el político que fue esposo de Gaby Solis durante la temporada 4.  Era un hombre determinado a conseguir lo que se propusiera.
  • David William (Dash): Fue el esposo de Edie Britt durante la temporada 6, y llegó a Wisteria Lane para matar a Susan y MJ, responsables de la muerte de su primera esposa e hija.  Un hombre con serios problemas mentales.
  • Adam Mayfair: el segundo esposo de Katherine.  Ginecólogo, y tuvo una amante en Chicago a quién tuvieron que pagar una gran suma de dinero para que no delatara a Adam, y este no perdiera su licencia.
  • Wyane Davis: primer esposo de Katherine.  Un policía abusador a quién Katherine asesinó en defensa propia.
  • Roy (McCluskey): el segundo esposo de Karen McCluskey.  Un viejito que, al menos a mi, me hizo llorar muchísimo en el series finale.

Mejor pareja en Desperate Housewives

Durante las pasadas semanas hicimos una encuesta por twitter sobre cuál era la pareja ideal en Mujeres Desesperadas.  Para mi sorpresa Mike y Susan no fueron los más votados.  Aquí los resultados:

  1. Lynette y Tom: 34,48 %
  2. Gaby y Carlos: 31,03 %
  3. Susan y Mike: 24,14 %
  4. Paul y Mary Alice: 5,17%
  5. Bree y Rex: 1.72 %
  6. Edie y Karl: 1,72 %
  7. Katherine y Adam: 1,72 %

Desperate Housewives Bloggers Day: otras entradas

 

¿Te gustó? Compártelo

Tags:


About the Author

(@LauraSeoSM) Soy seriéfila y algo friki. No le hago ascos a ninguna, me gustan desde las de política, mafia, comedias ligeras, dramas, en fin... Cada una tiene su función. Están las series para ver muy concentrada, están las de días lluviosos, las de cuando estás malo, las de desconectar del mundo, y hasta las de dormir. Pero si me tocara decidir, me quedo con las que me hacen romperme la cabeza, estar teorizando el tiempo entre capítulos.


11 Responses to Desperate Housewives: los maridos desesperados

  1. Aunque a mi Carlos y Gaby me han divertido mucho, y la historia de amor de Susan y Mike ha sido fundamental para los cimientos de la serie, sentía un especial cariño por Lynette y Tom, y eso que él a veces era un poco cansino con sus planes de vida. No sé, sus riñas y reconciliaciones siempre me enganchaban mucho al verlas muy de estar por casa, muy cercanas.
    Hiciste un gran repaso a los hombres de la serie, la lista era bien larga… :)

    • Lynette y Tom siempre fueron mi pareja preferida. El amor que se profesan se sentía a través de la tele. Muy grande ella. Mike y Susan es el amor de cuentos de Disney, de la princesa rescatada, y quizá por eso me chirriaba un poco, o eso me creía yo. Cuánto he llorado con la muerte de este tio!!

      Era dificil condensar 8 años y tantos maridos en un post que no pasara de las mil palabras. Tuve que hacer post individuales y enlazar a este. Ha sido un curro curioso, pero se lo merecen ;)

      Ahora voy a leer todas las demás entradas.

      Saludos,
      -L

  2. Bertoff says:

    Genial repaso a los maridos!

  3. fon_lost says:

    Me ha encantado el repado por todos los maridos. La verdad es que siempre ha estado a la sombra de sus mujeres, pero se ganaron rápidamente un hueco en nuestro corazoncito seriéfilo. Me encanta que Tom, y Lynete han sido elegidos como la mejor pareja. Así lo son para mí :)

  4. Genial el artículo. Bueno todos los del especial!
    Sin duda serán a Tom y Lynette a los que más eche de menos de toda la serie, pero a las y a los demás también.
    Un saludo!

  5. Dro López says:

    Buen análisis de los maridos :) ellos nunca han sido la gran baza de la serie, pero también han sido muy importantes. Gracias a ellos la serie es lo que es. Carlos es un poco pesado a veces, pero es mi favorito. Mike… tiene un ego y un machismo que pueden conmigo, pero en su despedida le quise muchísimo, realmente es vital a su modo. Tom… hace buena pareja con Lynette, pero me tiene harto con sus crisis de los 40 y sus chorradas. Pero en el fondo sé que les quiero a todos ^^

  6. richietrevi says:

    Fundamentales los maridos, la verdad no podria escoger un favorito, todos tienen lo suyo y han hecho que me encariñe de la mayoria, orson y rex tal vez sean los mas odiados y con justas razones, Karl me parecio siempre tan simpatico y no se por que pero su amorio con Bree me encanto, me hubiera gustado que durara mas esa historia.

  7. Mi favorito siempre ha sido Tom, desde el dia uno, además la pareja que hacía con Lynette era perfecta.

    Saludos!

  8. @noeliaroalvarez says:

    Madre de Dios lo que te/os lo has/habéis currado. Acabo ahora de leer TODOS los post del Desperated Housewives BloggersDay y ahora me dan ganas de revisionar la serie entera. No puede ser!

  9. me encanto la historia de mike y susan, creo que han girado muchas buenas tramas alrededor de ellos,sobretodo al principio.

    pero como mi favorita es gaby, me encantaba todo sobre su relación con carlos, tan tormentosa,jajaja

  10. Pilar says:

    Me consta el trabajazo que te has pegado con esta entrada, así que ya de primeras ¡enhorabuena!

    Mi pareja favorita puede que fuese la de Lynette y Tom, por lo realista que resultaba (aunque con las reconciliaciones y crisis de Susan y Mike también lo he vivido muchísimo), pero como marido en sí yo me quedo con Mike Delfino, el más entregado, comprensivo y siempre paciente con las locuras de su mujer. ¡Que aguantar los arranques de Susan no es cualquier cosa!

    Tom me resulta demasiado cansino en su inestabilidad, su eterna crisis de los 40 y sus “a ver a qué se me ocurre hoy que quiero dedicar mi vida”. Y Carlos para mí tiene algunos defectos en su carácter que, aunque ha ido puliendo con los años, aún hacen que no alcance el nivel necesario de perfección.

    Pilar, de Con Series y a lo Loco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑